La Doctrina de las Indulgencias, es un concepto de la teología católica estrechamente ligado a los conceptos de pecado, penitencia, remisión y purgatorio.

En su formulación actual consiste en que ciertas consecuencias de pecado, como la pena temporal del mismo, puedan ser objeto de una remisión o indulgencia concedida por determinados representantes de la Iglesia y bajo ciertas condiciones.

En la doctrina católica, la indulgencia a diferencia del sacramento de la penitencia o reconciliación , no perdona el pecado en sí mismo, sino que exime de las penas de carácter temporal que de otro modo los fieles deberían purgar, sea durante su vida terrenal, sea luego de la muerte en el purgatorio.

La indulgencia no es un sacramento de la penitencia, puede ser concedida por el Papa, los obispos y los cardenales, a quien por ejemplo, recen determinada oración, visiten determinado Santuario, realicen ciertos peregrinajes o cumplan otros rituales específicos. Aunque se trata de un concepto teológico secundario, las indulgencias desempeñaron en su momento un papel central en la historia del cristianismo

Fuente:es.wikipedia.org