El Año Santo Jubilar Compostelano, es cuando el 25 de julio cae en domingo. En cada siglo se celebran catorce Años Santos. Si no hubiera años bisiestos tendríamos un año jacobeo cada 7 años. Esta celebración otorga la indulgencia a todos aquellos fieles que cumplan estas condiciones:

  • Visitar la catedral de Santiago de Compostela, en Galicia, España o la Iglesia Matriz de Santiago de los Caballeros, Gáldar, Gran Canaria.
  • Rezar alguna oración (al menos, el Credo o el Padrenuestro) y pedir por las intenciones del Papa. Se recomienda también asistir a la Santa Misa.
  • Recibir los sacramentos de la penitencia y de la comunión; es decir, confesar y comulgar (en los quince días anteriores o posteriores a la visita de la catedral)

Es costumbre, además, acceder a la catedral atravesando la Puerta Santa que se abre únicamente con ocasión de esta solemnidad.

Por mediación de la Iglesia, el jubileo otorga a aquellos fieles dispuestos que cumplan con las condiciones enumeradas, la gracia de la indulgencia plenaria (completa) o remisión de la pena temporal que merecieran los pecados por ellos cometidos.

El primer Año Jubilar lo estableció el Papa Calixto II en 1122 para el año 1126 y el último fue en 2010. El próximo se celebrará en 2021.