Las Marías, Las Dos Marías, las Dos en Punto o Cara de Palo son los nombres con que se conocía en Santiago de Compostela a la pareja formada por las hermanas Maruxa (1898-1980) y Coralia Fandiño (1914-1983). Están representadas desde hace varios años en una famosa escultura ubicada en el Parque de la Alameda de Santiago.

Las dos hermanas se convirtieron en personajes populares de la ciudad debido a que realizaban un paseo diario por la zona vieja (casco antiguo de Compostela) durante los años cincuenta y sesenta, vestidas y maquilladas de manera excéntrica, mientras flirteaban con los jóvenes universitarios. Este paseo tenía lugar a las dos en punto de la tarde ya que era la hora en que la mayoría de los estudiantes se dirigían a comer. Era todo un acontecimiento por el contraste que suponía en el ambiente gris que reinaba en España durante la dictadura de Franco.

Coralia era la menor y la más alta. Era tímida y poco habladora, mientras que Maruxa, más pequeña aunque de más edad, era la que llevaba la voz cantante. Fueron también calificadas como “locas” y “solteronas”.

Fue en el año 1994 cuando el escultor vasco César Lombera convenció al entonces alcalde Xerardo Estévez para instalar la escultura en su memoria. Realizada por el propio Lombera, está basada en su fotografía más conocida, con Maruxa a la derecho con el brazo extendido y Coralia sosteniendo un paraguas. Desde entonces, despierta mucha curiosidad entre los visitantes y sirve de punto de encuentro en pleno centro de Santiago.

Sin duda, un referente y uno de los iconos más representativos de la ciudad que están entre las fotografías obligadas de vecinos, turistas y peregrinos.