La Compostela es un documento que otorgan las autoridades eclesiásticas y certifica haber completado al menos 100 kilómetros a pie o a caballo del Camino de Santiago. En el caso de hacerlo en bici se necesitan 200 km.  Se expide en la propia ciudad de Santiago de Compostela  a todos los peregrinos que demuestren su paso ordenado por las diferentes rutas jacobeas.

La Oficina del Peregrino resuelve dudas sobre el punto exacto desde donde pueden salir y aclara que en las rutas a pie el mínimo kilometraje necesario se cubre desde Sarria o Barbadelo (Camino Francés), desde Ferrol o Neda (Inglés), desde Villalba o Baamonde (Norte), desde Lugo (Primitivo) y desde Ourense (Vía de la Plata). Además, la podrán recibir aquellos caminantes que realicen el Camino de Fisterra-Muxía.

Una vez que el peregrino llega a Santiago puede recoger el documento acreditativo en el nuevo Centro Internacional de Acogida de Peregrinos, situado en la calle Carretas, número 33, cerca de la plaza del Obradoiro.

Requisitos para obtener la Compostela

– Hacer la peregrinación por motivos religiosos o espirituales.

– Hacer a pie o a caballo los últimos 100 km o los últimos 200 en bicicleta.

– Reunir sellos de los lugares por los que se va pasando en la «Credencial del Peregrino», que es la certificación de paso. Se prefieren los sellos de iglesias, albergues, monasterios, catedrales y todos los lugares que tengan relación con el Camino. Pero también se puede sellar en ayuntamientos, cafés, etc. Y no olvidar sellar la credencial dos veces por día al menos en esos últimos cien kilómetros.

Fuente: http://peregrinossantiago.es/esp/