El Camino de Santiago, está lleno de historias y leyendas, todas muy interesantes y llenas de misterio. Una de estas leyendas es la que tiene una piedra de las que hay en Muxía. Se dice que la Pedra de Abalar, podría ser la barca de piedra que quedó allí tras el encuentro entre el Apóstol Santiago y la Virgen.

Cuenta una leyenda que la gente que movía la piedra estaba libre de pecado. Además existe la creencia popular que la piedra se balancea cuando quiere ya que alguna ocasión muchas personas se colocan encima y la piedra no se mueve, en otras ocasiones la piedra se “abala” sola, cuando es así, se cree que lo hace para presagiar una desgracia.

Cuenta un lugareño durante la Guerra Civil entre Castilla y Portugal la piedra no se balanceó en los siete años que duró la guerra.

A lo largo de los siglos “la Pedra de Abalar” ha sido objeto de culto de tipo mágico-religioso por las propiedades que se le atribuyen. Desde una finalidad adivinatoria hasta instrumento para determinar la culpabilidad o inocencia de las personas, la Pedra de Abalar tiene una longitud de 8,70 m y una anchura de casi 7 m.

 

Fuente:bluscus.es